Innovation, industries and internet

Elon Musk had one piece of advice for entrepreneurs:

“I’d advise that people consider arenas outside the Internet.”

There’s a lot of opportunity in other industries, especially ones that have been dominated by a monopoly or oligarchy.

“Innovation comes from new entrants. When an industry has had an absence of new entrants, then it has a lack of innovation,” and that opens up opportunities for new players to come in and shake things up.

The Internet, by contrast, is already very well-saturated with startups, to the point where “innovation” starts to mean tiny, incremental things like animated GIFs and photos that self-destruct after viewing.

(Source: VentureBeat )

Elon Musk is the co-founder of PayPal, SpaceX and Tesla Motors. He dreams big in industries such as aeronautical or automotive where innovation is more expensive and difficult (he started in internet with Zip2 and PayPal).

The current investments goes mainly to internet startups and this slow down the development of other indispensable industries needed to our future. I think we will pay this pricey sooner or later.

Mi intervención en RNE para la ‘Cumbre de la Ingeniería Española’

Esta semana se ha producido en Madrid la Cumbre de la Ingeniería Española, para buscar soluciones a la crisis y fomentar la ingeniería y el crecimiento del país en los diferentes campos de la ingeniería, campos que generan riqueza.
Es un sector muy afectado por la crisis y se está produciendo la “fuga de cerebros” por la cual muchos ingenieros y científicos se están yendo del país en búsqueda de una oportunidad.
Se han recortado los presupuestos en I+D y en educación,  que son vitales para cualquier país, pero los políticos no buscan consecuencias a largo plazo que son las que se obtienen con recortes reformas en educación e invirtiendo en tecnología e innovación, aún así la preparación que tenemos los ingenieros podrá ayudar a que podamos crear nuevas empresas tecnológicas y startups.
A comienzos del S.XX (1919) se produjo otra Cumbre de Ingeniería con un plan de reformas que se entregó a Alfonso XIII para transformar la técnica en España.  De la misma manera, Manuel Moreu, presidente del Instituto de la Ingeniería de España (IIE) ha indicado en la clausura de la cumbre que entregará un documento al gobierno con la síntesis de lo tratado en las distintas mesas de debate.
A continuación, podéis escuchar la intervención en Radio Nacional de España, de Manuel Moreu (presidente del IIE), Arístides Senra ( responsable del programa de Creación de Empresas ActúaUPM de la UPM) y la mía como estudiante de Aeronáutica de la UPM.

La crisis es el mejor momento para cambios decisivos en los países

Nacimiento de Gaudí3D

gaudi3d

Después de las desventuras que hemos pasado estos últimos meses, tanto para constituir la Asociación con trámites burocráticos interminables como para poder encontrar sitio para establecernos que ha durado más de 4 meses esta búsqueda, la asociación está constituída y tenemos sitio en la UOC (Universidad Abierta de Cataluña), por lo que ya no hay motivo para esperar.

@Gaudí3D nace para que inicialmente cualquier estudiante universitario pueda conocer la impresión 3D y sepa cómo funciona y cómo puede fabricarse piezas, para ello abriremos un sistema de asociacidos mediante el cual los socios de Gaudí3D podrán imprimirse piezas por el mínimo costo que nos permita poder seguir con ello; además de investigar y desarrollar sobre esta tecnología para poder mejorarla. En este sentido, ya tenemos unos cuantas cuantas cosas que “estribillar” , como me gusta decir a mi.

Gaudí3D es una asociación sin ánimo de lucro formada por 10 estudiantes de diferentes ingenierías (aeronáutica, industriales, caminos y telecomunicaciones) y universidades madrileñas (UPM, UC3M, UEM) deseosos por conocer esta tecnología y apasionados por la impresión 3D.

Tanto es así, que tres de nosotros estamos participando en una competición global de Airbus, Fly Your Ideas, para mejorar la industria aeronáutica y hemos presentado una idea basada en la mejora económico-temporal, de ~90%, que se consigue realizando prototipos en fases iniciales de diseño con impresoras 3D.

Mi sueño como fundadora de la asociación es que todas las escuelas y facultades de universidades madrileñas tengan su impresora/s de Gaudí3D por y para los alumnos con la que puedan aprender y experimentar, es complicado pero, ¿por qué no intentarlo?

Estamos terminando de comprar las piezas para montar una RepRap Prusa it2 que es muy flexible para realizarle modificaciones y muy documentada. Esto lo hemos podido realizar gracias al primer patrocinio que hemos recibido, de una pequeña empresa de ingeniería y fijaciones, Teknolösungen. Compraremos más piezas para fabricar otras impresoras, esta es la primera.

La semana pasada salimos en un minirreportaje de Telemadrid, ZOOM:

Revolución tecnológica, Telemadrid

Olga Alonso

Seguiré contándoos lo que nos vaya aconteciendo 🙂

Twitter: @Gaudi3D

Facebook: Gaudi3D

No puede ser. Mi pequeña odisea para crear una Asociación

Después de pasarme la mañana en Hacienda haciendo trámites, pasando de mesa en mesa y volviéndome loca, llego a casa con las dudas que tenía sin resolver porque ellos no saben decirme qué procedimientos tengo que seguir, mi conclusión es que: No puede ser.

No puede ser que ni la propia Hacienda sepa qué trámites tiene que seguir una Asociación para poder hacer todo legalmente pero si te confundes tienes que pasar por caja.

No puede ser que tengamos que pagar modelos de formularios a unos precios desorbitados para solamente cubrir una hoja, y si lo llevas de casa te dan mil rodeos para que al final tengas que comprarlo.

No puede ser que paguemos justos por pecadores. Que los destrozos que han hecho los políticos en este país, yo no quiero pagarlos.

No puede ser que sea tan complejo crear una Asociación sin ánimo de lucro.

No puede ser que la Administración por desidia se confunda  al escribir nombres y lo llene de faltas de ortografía, ¡vergonzosas!

No puede ser que quienes queremos hacer algo de modo altruísta lo tengamos tan difícil que perdamos la paciencia y la esperanza en el futuro de este país, y al final se acabe por tomar la rutina como modo de vida.

No puede ser que se le den facilidades a las Asociaciones de teatro, juegos o deportes y no a las de tecnología.

No puede ser que esa gente que nos representa se pavoneen en los medios hablando de educación y emprendimiento y a quienes quieren hacer algo se les pongan mil trabas y costes para que desistan.

No puede ser que el país se derrumbe a pasos agigantados y nadie tome realmente las riendas con medidas necesarias.

No puede ser que se intente asfixiar a las pymes porque ahora estemos endeudados hasta las cejas.

Podría sumar miles de “No puede ser más” pero creo que es suficiente para mostrar mi descontento con el presente que estoy viviendo en mi pequeña odisea al crear una asociación. Y es que hace meses que empecé a buscar por la universidad un cuarto pequeño para crear una asociación que puede aportar mucho a los estudiantes, era imposible, todo parece estar ocupado. Llamé a mil puertas, al final se nos ha abierto una pero llevamos más de un mes gestionando la constitución de la asociación, Gaudi3D. Pensamos que los tramites serían más sencillos al realizarse como asociación estatal, ya que constituirla en la universidad llevaría más de 3 meses…. ¡¡¡3 meses!!! de verdad, ¿es lógico que se tarde tanto en tramitar algo tan sencillo como esto? Todo sería más sencillo si te dieran un punto donde encontrar toda la información desglosada y completa para saber a qué acogerte y que los formularios realmente estuvieran bien hechos, ¿Cómo puede ser que tengan defectos de forma y te ralenticen todo tu proceso por su culpa? ¿Cómo puede ser que en el siglo XXI no se puedan gestionar los trámites telemáticamente? Los trámites que pueden realizarse telemáticamente siempre fallan, a mí no me vale.

Y me da igual hablar de asociación que de empresa, es extrapolable. Ahora más que nunca necesitamos cambios de fondo en el funcionamiento burocrático, ES UN LASTRE PARA ESTE PAÍS. Es el momento del cambio. El vaso está más que medio vacío y yo tengo ganas de aportar algo, crear cosas, pero me da la sensación de que no me dejan y la sensación de impotencia hay días que me tumba, otros en cambio aún me da más fortaleza para seguir adelante. Odio que se les llene la boca hablando de emprendedores y sólo escuchan a los grandes empresarios. Odio que se recorten las necesidades básicas, que bajo mi punto de vista son la educación y la sanidad, y en cambio no se recorten los sueldos los altos mandatarios.

Estoy cansada de leer todos los días las mismas noticias, nuevas tramas, nuevas historias malversación de fondos… y que sigan tan campantes como si no hubiera ocurrido nada, en cambio el resto seguimos cotizando para que el resto de la gente que se encuentra en paro pueda al menos vivir.

 

Y no, no puede ser.

 

Startup ≠ empresa

Últimamente los términos ‘emprendimiento’ y ‘startup’ se han puesto de moda, pero la mayor parte de las veces se utilizan de forma errónea. Ahora todo el mundo quiere ser emprendedor, pero no empresario, porque suena más vulgar.

Vivimos en un país, España, cuyo tejido empresarial está formado fundamentalmente por pymes, que al fin y al cabo son empresas pequeñas, ¡¡pero no por ello son startups!! La mayor parte de las veces estas pymes no tienen BT (Base Tecnológica) que es lo que se considera fundamental para llamarlo startup además de su pequeño tamaño. Otra de las características de las startups es su alta capacidad de crecimiento y escalabilidad, esto nos lleva a pensar que una startup obtiene ese alto crecimiento cuando encuentra un modelo de negocio claro que le permite obtener un número alto de clientes y/o usuarios, mientras, se caracteriza por un modelo de pivotamiento en el que todas las bases de la empresa están cambiando continuamente (forma de acercarse al cliente, quiénes son nuestros clientes, modelo de ingresos, costes, etc) hasta encontrarse la óptima. En ese momento la startup empieza a evolucionar y se terminará transformando con el paso del tiempo en una empresa tecnológica.

Por el contrario, una empresa con un modelo de negocio probado y que sea de un sector convencional, no será una startup, será una empresa. Suelen ser las típicas tiendas o empresas de barrio (aunque también pueden ser grandes empresas), con baja capacidad de escalabilidad y crecimiento porque la forma de vender suele estar limitada por el stock, número de empleados o las capacidades de las instalaciones.

En cuanto a financiación, crear una empresa no entraña tanto riesgo como una startup, la incertidumbre de que el modelo de negocio que se haya elegido finalmente no sea el adecuado y que por ello haya que reconducir de nuevo la dirección es muy alta. Crear una empresa convencional también es arriesgado pero comparativamente el riesgo es reducido y se suele financiar con fuentes propias. Las startups son conocidas por sus rondas de financiación y los diferentes jugadores que suelen ser inversores de éstas (desde FFF, Business Angels, VC…) que suelen apostar por éstas esperando unos multiplicadores muy altos al cabo de 4-5 años.

Lean Startup

La democratización de la informática en los últimos años y la conexión a internet junto a la proliferación de smartphones está logrando que se viva una época dorada de la tecnología porque el desarrollo es muy barato comparado con otros tipos de tecnologías tangibles que necesitan maquinaria muy cara y procesos muy complejos para su desarrollo. Ya no hace falta irse a Silicon Valley para crear un Apple, ni un Google,…tenemos incubadoras y aceleradoras en muchos sitios, cerca de nosotros.

Un empresario no es un CEO, aunque muchos se empeñen en ponerse el cartelito. Una empresa no es una startup. Un Venture Capital no es un banco.

Escuche por ahí hace poco tiempo que “una startup es una empresa de mierda de cuatro pringaos“, pues ojalá haya muchas startups que creen nuevos productos y mejoren este mundo, porque si siempre hacemos las cosas igual no podemos esperar que éstas cambien.

 

 

Cláusula de Van Halen o de los M&M’s marrones

El grupo Van Halen tenía fama por incorporar una cláusula particular en sus contratos, en el backstage tenía que haber un bol lleno de M&Ms con los M&Ms marrones retirados. Si no se cumplía esa cláusula del contrato, podían dejar de actuar y cobrar por ello. Los rumores es que si esta cláusula no se cumplía, habían llegado a provocar destrozos con su ira. ¿Qué había detrás de este rumor?

La verdad es que es cierto, Van Halen ponía esa cláusula de M&Ms en sus contratos, si había M&Ms marrones podían cancelar el concierto cuando les diera la gana y aún así cobrar por el mismo. Pero detrás de esa cláusula aparentemente muy caprichosa, había un inteligente razonamiento de un buen gestor digno de ser estudiado en escuelas de negocios para gente con corbata, a pesar de ser inventada por melenudos de ropa de dudoso gusto.

Van Halen era el primer grupo que hacía grandes producciones. Cuando estaban en tour llevaban nueve camiones de dieciocho ruedas hasta arriba, cuando lo normal es que fueran tan sólo tres para otros grupos. El contrato que hacían por tanto era excesivamente técnico, con un montón de especificaciones, así que decidieron introducir esta cláusula como modo de testear que todo estuviera bien, número de enchufes, potencia de los mismos, peso que podía aguantar el escenario…

En medio del contrato sin mucho sentido se ponía que si hubiera un solo M&M marrón en el backstage, la pena era la cancelación del show sin compensación por parte del grupo. Así que nada más llegar lo único que había que hacer era mirar si había M&Ms marrones en el escenario, si los habia, es que las demás condiciones técnicas no se habían leído con detalle y era seguro que habría problemas.

Si lo pensamos, introducir una cláusula de este estilo en ciertos contratos puede ser una forma de tener una forma rápida y sencilla de chequear ciertos aspectos técnicos, sin problema alguno.

 

 

Fuente|| La cláusula de Van Halen- El Blog Salmón

No te comas el malvavisco y tendrás éxito

Es una de esas conferencias de TED que siempre tengo como referencia, es espectacular como con un experimento promovido por Stanford tan simple, se detecta qué niños pueden llegar a tener éxito con mayor probabilidad que otros.

Me quedo con la niña que se come el interior del malvavisco :p esperando tener el 100% de ROI en 15min.

En España nos hemos comido más malvaviscos que los que producimos, los banqueros y políticos se comieron el interior de todos 😉

Emprender y crear en universidades españolas

Parecen ser términos antónimos emprender y crear respecto a universidad y España.

En este clima político-económico que estamos atravesando es difícil creer en un paradigma de universidad española emprendedora, yo personalmente creo que es el futuro y si no se establecen los ingredientes necesarios para que ello tenga lugar estaremos condenados a la mediocridad que día a día nos ata de pies y manos o nos invita a alejarnos de nuestro país en búsqueda de El Dorado.

No quiero entrar a valorar la desproporcionada subida de tasas de las universidades públicas ni los recortes en investigación, así como los presupuestos con los que se cuenta, no, sólo quiero dar mi punto de vista para un cambio que podemos lograr cada uno en su punto y medida.

A diario leemos noticias y artículos sobre nuevos compuestos, inventos y descubrimientos fruto de la investigación de estudiantes / investigadores de las mejores universidades del mundo. ¿Por qué no en España? ¿La crisis?

Citando a Einstein: “La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos”.

El ejemplo perfecto del tipo de universidad que debería ser la española en su cómputo es Stanford o MIT. Se trata de buscar patrones que han funcionado en las mejores universidades del mundo y extrapolarlos adaptándolos a nuestras universidades.

Por ejemplo, Stanford pasó de ser una inhóspita zona de granjas en Palo Alto en 1870 a convertirse en una de las mejores universidades donde existe un ecosistema increíble para que los estudiantes puedan y tengan acceso a crear; la historia de Google comenzó en un dormitorio de estudiantes de la universidad, también la de Hewlett-Packard, Yahoo o Sun Microsystems.

Este año Stanford ha ofrecido cursos online en abierto (y gratuitos) para que cualquier persona pueda realizar cursos en diversos ámbitos, ha tenido gran acogida por la programación y forma de llevarse a cabo. Esta forma de estudio fue pionera del MIT hace 10 años con OpenCourseWare (OCW) habiendo alcanzado más de 2000 cursos impartidos.

Por su parte MIT tiene diversos grupos de estudiantes que participan en muchas competiciones y experimentan con el fin de aprender, así como iniciativas focalizadas en la investigación del cáncer, energía etc.

El ecosistema que se ha formado en estas universidades es el que las universidades españolas tienen que conseguir crear.

Falta financiación, es cierto, pero muchas de las iniciativas se pueden realizar con pocos recursos simplemente con un poco de esfuerzo por parte de las universidades y un empuje considerable de los estudiantes y apoyo de profesores. Los estudiantes somos la base de la pirámide, la universidad nos necesita y nosotros la necesitamos a ella para ser mejores profesionales en el futuro. La mejor manera de llegar a ser un gran profesional se consigue teniendo mayores capacidades para enfrentar problemas, haber vivido experiencias que no se aprenden en los libros, construir ideas con otros estudiantes, dar solución a problemas que se crean…

Este año he participado en un proyecto universitario, crear un robot submarino inteligente para competir con algunas de las mejores universidades del mundo. Nos hemos encontrado con millones de dificultades pero no lo hemos dejado de lado por falta de financiación, en estos momentos están algunos de mis compañeros en EEUU en la competición, otros no hemos podido ir por falta de dinero, pero lo importante es todo lo que hemos aprendido estos meses. Queremos que la asociación que se ha formado FuVe (Future Vehicles and Entrepreneurs) sea el medio idóneo para que diferentes estudiantes con inquietudes puedan construir proyectos para participar en todo tipo de competiciones, votamos por el cambio.

Por ello todos los entes que forman parte del sistema educativo tienen que poner de su parte para que podamos lograr tener un país de jóvenes competitivos.

Desde las universidades cada vez nacen más iniciativas como ActúaUPM en la Universidad Politécnica de Madrid donde alumnos e investigadores pueden presentar ideas de negocio para luego intentar llevarlas a cabo y crear la empresa finalmente; cito ActúaUPM por conocerla y haber participado, pero existen competiciones similares en otras universidades españolas.

Además, los profesores y la propia universidad creo que necesitan un cambio de mentalidad, animando a los estudiantes a involucrarse en nuevas ideas, también proponiendo y haciendo un sistema educativo más interactivo y abierto, o al menos que ayuden a los que sí quieren crear algo no poniendo trabas para no tener que sacrificar la carrera universitaria.

Existen pocos profesores con esta filosofía pero yo tengo confianza en que ellos si pueden cambiar el entorno universitario desde dentro.

No es el mejor momento para muchas cosas, pero siempre es buen momento para cambiar un poco España, y crear un ecosistema de innovación y creatividad, sólo hay que querer.

 

También podéis leer mi publicación en : http://www.optimismodigital.com/emprendimiento/emprender-y-crear-en-universidades-espanolas/

¿Por qué los que triunfan en la universidad rara vez triunfan en la vida?

Fuente: Martín Varsavsky

Martín Varsavsky es un empresario argentino/español que ha fundado siete empresas en los últimos 20 años.

Cuando iba a la escuela de negocios de la Universidad de Columbia escuché a un alumno decir la siguiente frase “if our professors are so smart, why are they not rich?”. Es decir si nuestros profes de negocios eran tan inteligentes por qué no eran ricos. Y esta frase se me quedó pegada hasta que ahora, 25 años más tarde tengo la suerte de ser profesor de negocios y emprendedor. Pero si soy profesor no es por mis notas de la Universidad de Columbia que eran bastante mediocres. Aunque nunca lo he estudiado en detalle, por lo que vi, debo ser el profesor del Instituto de Empresas que peores notas se sacó en la universidad. Agradezco a Santiago Ibañez y otras autoridades del IE por haberme dejado ser profesor sin pedir verlas. Si tuvieran la mentalidad de “concurso” que impera en España yo no sería profesor. Pero si tuvieran esa mentalidad no serían junto a IESE los únicos centros de enseñanza en este país que lideran rankings internacionales.

Ahora mi situación en el mundo académico no es tan común. Lo normal es que la enseñanza esté poblada de gente que fueron alumnos brillantes y llegaron a ser profesores. Es decir se graduaron de alumnos brillantes y se quedaron siendo…alumnos brillantes. La correlación en la enseñanza entre tus notas como universitario y tu éxito es enorme. Pero esa correlación no es tan alta en el resto de las carreras y sin duda no en mi campo, entrepreneurship.

Fuera del mundo académico pasa algo parecido. Mucha gente que de joven eran considerados los mejores de la carrera, no llegan a ser los más exitosos en el campo en el que practican, ya sea arquitectura, moda, cine, medicina, ingeniería informática, y muchas otras carreras. No hay una altísima correlación entre los profesionales más exitosos y los alumnos mejores. En general les va bien, pero pocas veces son los más exitosos. Y lo opuesto ocurre frecuentemente. Muchas veces los más exitosos ni siquiera terminan la carrera como se ve bien en La Red Social. Y en cambio España está llena de ex alumnos brillantes que si terminaron la universidad, haciendo trabajos aburridos y mediocres, frustrados de que lo que les hizo destacarse en el colegio o la universidad no les sirvió para destacarse en la vida real. Y esto es justamente porque los profesores, o el mundo académico están tan desconectado de la vida real que no sabe juzgar bien a quien le irá bien en la vida real. El objetivo de la enseñanza tendría que ser acortar esta brecha.

He pensado mucho en esta paradoja durante mis cursos de Entrepreneurship en el Instituto de Empresa. ¿Cómo puede el sistema educativo predecir mejor el rendimiento de un alumno cuando salga a la vida real? Sobre todo en Entrepreneurship. Una de mis soluciones fue dejar de evaluar personalmente a los estudiantes y dejar que ellos mismos se evaluasen entre sí. Y he de decir que, en general, los estudiantes a quienes sus compañeros consideran más inteligentes suelen tener más éxito que aquellos a los que los profesores consideran más inteligentes. Especialmente aquellos profesores que enseñan Entrepreneurship pero no son emprendedores. Ser emprendedor es más un arte que una ciencia y yo prefiero que el arte sea apreciado por todo un público y no solo yo, el profesor. Aclaro que a mi me fue mal en mi clase de entrepreneurship en Columbia University, me dieron un B+ que en USA es el promedio de las notas. No es una mala nota pero no te destacas con un B+. En general fui un alumno B+ en toda mi carrera, un promedio 3,3 para los que conocen el sistema norteamericano. Si me destaqué en algo es en discutir con los profesores pero aunque la rebeldía y la originalidad son indispensables para ser muy exitoso en la universidad no premian a los rebeldes. También trabajé durante toda mi carrera algo que en teoría estaba prohibido por la universidad.

Aún queda mucho recorrido para que las universidades sepan darle las mejores notas a los alumnos que mejor les irá en la vida. Quizás esto se deba a que no es lo mismo estudiar algo que hacer algo. No por estudiar la física del tenis se juega bien al tenis. No por estudiar contabilidad se gana mucho dinero. Es como que hay cosas que no se pueden realmente estudiar hasta que se hacen. O como se dice en inglés se pueden “study them to death”. Entrepreneurship es una de ellas aunque yo hace 12 años que la enseño y trato de “encontrar a los emprendedores”.

He de añadir que mis comentarios sobre la riqueza se refieren exclusivamente a los estudios empresariales. En los negocios, volverse rico es una consecuencia directa del éxito. En otros campos, ser capaz no se corresponde con ser rico y eso está bien. La gente no debería ser juez, comandante militar, legislador, médico con el único objetivo de ganar mucho dinero.