No te comas el malvavisco y tendrás éxito

Es una de esas conferencias de TED que siempre tengo como referencia, es espectacular como con un experimento promovido por Stanford tan simple, se detecta qué niños pueden llegar a tener éxito con mayor probabilidad que otros.

Me quedo con la niña que se come el interior del malvavisco :p esperando tener el 100% de ROI en 15min.

En España nos hemos comido más malvaviscos que los que producimos, los banqueros y políticos se comieron el interior de todos 😉

Anuncios

Despistes en cadena

“Decido lavar el coche. Al ir hacia el garaje, veo que hay correo en la mesita de la entrada. Decido echar un vistazo a las cartas antes de lavar el coche. Dejo las llaves del coche en la mesita, voy a tirar los sobres vacíos y los anuncios en el cubo de la basura y me doy cuenta de que está lleno. Entonces decido dejar las cartas, entre las que hay una factura, en la mesita y llevar el cubo a vaciar en el contenedor. Pero pienso que, ya que voy al contenedor, puedo pagar la factura con un cheque y echarlo en el buzón que está al lado del contenedor. En ese instante saco del bolsillo el talonario de cheques y veo que sólo queda uno. Voy al despacho a buscar otro talonario y encuentro sobre la mesa la Coca-Cola que me estaba bebiendo y se me había quedado olvidada. Retiro la lata para que no se vierta sobre los papeles y noto que se está calentando, por lo que decido llevarla a la nevera. ¡¡¡Uffff!!!! Al ir hacia la cocina me fijo en que el jarrón de flores de la cómoda de la entrada está sin agua. Dejo la Coca-Cola sobre la cómoda y descubro las gafas de cerca que he estado buscando toda la mañana. Decido llevarlas a mi escritorio en el despacho y, después, poner agua a las flores. Llevo las gafas al despacho, lleno una jarra de agua en la cocina y, de repente, veo el mando del televisor. Alguien se lo ha dejado en la mesa de la cocina. Me acuerdo de que anoche lo estuvimos buscando como locos. Decido llevarlo al salón, donde debe estar, en cuanto ponga el agua a las flores. Echo un poquito de agua a las flores y la mayor parte se derrama por el suelo. Por lo tanto, vuelvo a la cocina, dejo el mando sobre la mesa y cojo unos trapos para secar el agua. Voy hacia el hall tratando de recordar qué es lo que quería hacercon estos trapos…Al final de la tarde: el coche sigue sin lavar, no he pagado la factura, el cubo de la basura está lleno, hay una lata de Coca-Cola caliente en la cómoda, las flores siguen sin agua, sigue habiendo un solo cheque en mi talonario, no consigo encontrar el mando de la tele ni mis gafas de cerca, hay una fea mancha en el parqué de la entrada y no tengo ni idea de dónde están las llaves del coche ¿Será la edad? Y no te rías, porque si aún no te ha llegado, ya te llegará”.

 

 

Y así se te pasa el día…

Fuente: Emprendedores

Un mundo sin música

Imagínate un mundo sin música. Nada.

Imagínate una fiesta sin música, una noche romántica sin música, un video con voces y sonidos, pero sin música… o una boda sin la marcha nupcial.

Imagínate una reunión de amigos sin música de fondo, con esos silencios entre palabra y palabra que parecen agujeros negros.

Imagínate a Lennon sellando papeles en la mesa de entrada de alguna dependencia pública de Liverpool.

Imagínate a Bob Marley haciendo rastas hippies en Jamaica.

Imagínate un campeón sin “We Are The Champions“, o un hermano menor que no aprenda a tocar la guitarra porque tú tampoco nunca supiste y no tiene en quién inspirarse, aunque sea un poquito. Claro, no hay música, no hay guitarra.

Imagínate que no hay nada para cantar, siquiera nada para escuchar, nada para bailar y nada para emocionarse ni llorar.

 

 

Imagínate, si puedes, no saber qué es la música.

 

Foo Fighters en estado puro de melomanía

Sociedad condenada

Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.

Ayn Rand, La Rebelión de Atlas

Procrastinación o pasión

 

A menudo nos encontramos en la tesitura de sentirnos mal al procrastinar, pero tal como lei en algún lugar, eso que estás haciendo mientras aparentemente pierdes el tiempo seguramente es lo que te apasiona, eso debería ser lo que tendrías que hacer el resto de tu vida.

Si trabajas en algo que te apasiona tu productividad será máxima, en cambio si trabajas en algo que no te gusta te dedicarás parte del tiempo a procrastinar buscando, leyendo o haciendo lo que te motiva.

El éxito no es el resultado de una combustión espontánea. Tú tienes que encenderte primero. -Fred Shero

 

La procrastinación es un arte

ciclo procrastinación 2.0

ciclo procrastinación 2.0

Procrastinar según la RAE es diferir, aplazar; la procastinación, según wikipedia es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables.

Puede suceder algo así, un día cualquiera:

Decido lavar el coche. Al ir hacia el garaje, veo que hay correo en la mesita de la entrada. Decido echar un vistazo a las cartas antes de lavar el coche. Dejo las llaves del coche en la mesita, voy a tirar los sobres vacíos y los anuncios en el cubo de la basura y me doy cuenta de que está lleno. Entonces decido dejar las cartas, entre las que hay una factura, en la mesita y llevar el cubo a vaciar en el contenedor. Pero pienso que, ya que voy al contenedor, puedo pagar la factura con un cheque y echarlo en el buzón que está al lado del contenedor. En ese instante saco del bolsillo el talonario de cheques y veo que sólo queda uno. Voy al despacho a buscar otro talonario y encuentro sobre la mesa la Coca-Cola que me estaba bebiendo y se me había quedado olvidada. Retiro la lata para que no se vierta sobre los papeles y noto que se está calentando, por lo que decido llevarla a la nevera. ¡¡¡Uffff!!!! Al ir hacia la cocina me fijo en que el jarrón de flores de la cómoda de la entrada está sin agua. Dejo la Coca-Cola sobre la cómoda y descubro las gafas de cerca que he estado buscando toda la mañana. Decido llevarlas a mi escritorio en el despacho y, después, poner agua a las flores. Llevo las gafas al despacho, lleno una jarra de agua en la cocina y, de repente, veo el mando del televisor. Alguien se lo ha dejado en la mesa de la cocina. Me acuerdo de que anoche lo estuvimos buscando como locos. Decido llevarlo al salón, donde debe estar, en cuanto ponga el agua a las flores. Echo un poquito de agua a las flores y la mayor parte se derrama por el suelo. Por lo tanto, vuelvo a la cocina, dejo el mando sobre la mesa y cojo unos trapos para secar el agua. Voy hacia el hall tratando de recordar qué es lo que quería hacercon estos trapos…Al final de la tarde: el coche sigue sin lavar, no he pagado la factura, el cubo de la basura está lleno, hay una lata de Coca-Cola caliente en la cómoda, las flores siguen sin agua, sigue habiendo un solo cheque en mi talonario, no consigo encontrar el mando de la tele ni mis gafas de cerca, hay una fea mancha en el parqué de la entrada y no tengo ni idea de dónde están las llaves del coche ¿Será la edad? Y no te rías, porque si aún no te ha llegado, ya te llegará.

Es el momento de irme a hacer otra cosa ;). Bye bye