Los sueños de Da Vinci

William Thompson en 1895 afirmó que:

«Es imposible que máquinas más pesadas que el aire puedan volar»

Poco después, esta afirmación fue abofeteada por los hermanos Wright, convirtiéndose en los pioneros de la historia de la aviación.

Flyer I, 17 de diciembre de 1903, en Kitty Hawk

Da Vinci ha pasado a la historia por ser un incomprendido de su época, prolífico en muchos aspectos, desde la ingeniería hasta la pintura. Algunos de sus inventos no llegaron ser realizables, otros han resistido el paso de los siglos.

Una de las pocas cosas personales que se encuentran en los cuadernos de notas de Leonardo es una historia en la que cuenta cómo siendo niño estaba recostado y un ave bajó y tocó sus labios con la cola. Quizá fue a partir de ese momento que soñó con poder volar. Y en su empeño por lograrlo, investigaba cuáles serían las alas perfectas para una máquina voladora: las alas con plumas o las de membranas, como las de los murciélagos. También experimentaba con aves disecadas y hacía anotaciones precisas de su anatomía. Es fácil imaginarlo observando durante horas el vuelo de las aves y dibujando un pajarillo con el más puro sentido didáctico.

Ornitóptero. "Códice sobre el vuelo de las aves" Da Vinci

El ornitóptero fue uno de los inventos de Da Vinci, basándose en la contemplación del vuelo de las aves, asi como hiciera Roger Bacon. El sueño era poder construir una máquina voladora, por semejanza si un ave volaba batiendo las alas un artilugio que se moviese de la misma manera también podría volar como éstos.

Pasaron los siglos y se pensó que la idea del ornitóptero era irrealizable y como siempre suele suceder en estos casos, se dejó en el fondo del cajón.

La física y sus leyes nos han alejado de la idea de que algún día volaríamos como las aves; la razón es que la relación entre la fuerza que es necesario ejercer para obtener un empuje mínimo que permitiese el vuelo no era apropiada.

«Los muros existen por alguna razón. No están para dejarnos afuera, sino para darnos la oportunidad de mostrar hasta qué punto deseamos algo.» R. Pausch

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Toronto ha diseñado y construido el “Snowbird”, un ornitóptero de propulsión humana que vuela con el aleteo de sus alas. Con una envergadura similar a la de un B-737 de 32m. y una masa de 42kg. alcanzó la altitud y la velocidad necesaria en 19,3 s. y cubrió una distancia de 145 m. a una velocidad media de 25,6 km/h.

 

«Snowbird representa la culminación de un antiguo sueño aeronáutico» Todd Reichert (promotor del proyecto)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s